10 jun. 2010

Masvingo, un pueblo futbolero y un mercado en la estación de tren...

Ruinas del Gran Zimbabwe...
El pueblo también tiene unas ruinas zarpadas que se llaman “Ruinas del Gran Zimbabwe”, pero eso lo pusimos en el blog de La Nación (que ya no está online. Se envían los post si se requieren a viajeporafrica@gmail.com) y no quiero contar lo mismo una vez más. Así que vamos a lo importante, o no tanto. (Igual le dejamos unas fotitos).

El señor de los anillos...
Pilas y pilas de roca...
Simetrías místicas...
El señor de los anillos bis...
Esos lugares en el mundo...
La choza hermosa...
Desde lo alto...
En Masvingo dormimos en un campamento llamado Caravan Park (nombre sugestivo) que parecía municipal y que lo terminamos consiguiendo casi gratis. No se si pagábamos un dólar o qué, pero teníamos una sensación de comodidad como si no nos estuvieran cobrando. La ciudad queda quién sabe dónde, pero si agarran un mapa de Zimbabwe seguro la van a encontrar mirando medio por el centro tirando hacia el sur.

El legendario Caravan Park...
Derrapando...
Ambulancia verde...
Lo importante de este predio era que sobre sus estructuras recaía la responsabilidad de ser el lugar de trampa y noches futboleras de la pequeña “ciudad” (debería poner pueblucho), y todos los “santos" días sobre su increíble pantalla gigante y sus tres meretrices solventa problemas pitológicos, se armaba el quilombo pertinente que pide como condición sine qua non, birra a los gritos y en grandes cantidades.

¡Qué lindo desbarajuste de fútbol! que se armaba a partir de las siete/ocho de la noche, y que cantidad de personajes raros, pintorescos, borrachos hasta la manga, y sexo arbusto gustativos que se podían ver. Todos los que se acercaban terminaban invitando una birra, y la mayoría iban acompañados por la novia ilegal. Un espectáculo bastante gracioso y bizarro que no paraba de brillar.

Un poco de paisaje rutero entre Harare y Masvingo...

Entre estos famosos personajes podemos destacar una dupla de borrachos que quedará para siempre en la memoria, por el simple y llamativo hecho de que fueron los primeros africanos autóctonos que nos hablaron en español. Lo más interesante de su "bilingualidad" era que habían aprendido estudiando de intercambio en Cuba, por lo que pronunciaban todo cubanizado hasta la médula. Les hablábamos cualquier boludez con tal de seguir escuchándolos y seguir riéndonos, y ellos gustosos se entregaban al juego e invitaban algunas birras para amenizar... gente casi perfecta...

Masvingo además de ruinas y borrachos bien logrados, ostenta, reluce y alardea de un mercado en el que se te caen los brillos. Los motivos fundamentales son dos: el mercado tiene de todo y todo está buenísimo. Frutas, verduras, ropa, comida, artefactos eléctricos, patos, elementos no conocidos, gente a los gritos... Todos te paran, te ofrecen y te charlan algo por algún concepto; y dos, porque está justito en medio de unas vías de tren en desuso bastante corroidas por el tiempo.

Mercado cambalachero, y estación de tren abandonada y maltrecha, forman un aura que pareciera dispuesta a mostrarte todos los secretos de un lugar. Espacios que se superpoblan y se despoblan cada día, como trayendo y llevándose el alma que da vida y mata a una ciudad. (no se me deja de ocurrir pueblucho).


El maravilloso mercado de Masvingo...
Acampando a puro mate entre el comercio...
El centro del pueblucho...
El resto del tiempo ya ni me acuerdo en que lo ocupamos, aunque sí puedo recordar que un día comimos carne y que no estaba tan mala, o quizás es que nos olvidamos del concepto de calidad. También nos la pasamos peleando con el tema de las monedas vigentes, que pueden ser dólar, pulas (Botswana) o rands (Sudáfrica), y cada una tiene un valor distinto con respecto al dólar. Nunca se sabe bien con cual te conviene comprar, pero con todas se puede pagar, aunque insisto, creo que pagamos muy pocas cosas en este escondido y remoto lugar. Nos fuimos silbando bajo y con la mochila llena, cada vez más llena, cada vez más... Miramos el mapa de reojo y salimos a dedo limpio para abordar nuestro próximo destino: la ciudad de Gweru. Hasta la próxima...


Está pesado está... ¡Hasta la próxima!...

2 comentarios:

  1. Estas seguro que la primera foto corresponde a Zimbabwe??? exceptuando a las demás que si son de Zimbabwe, no te habrás confundido con la fortaleza de Kuelap en el Perú???.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No para nada... no me podria confundir nunca Zimbawe con Peru... y aunque quisiera...no podria obtener fotos de peru estando en Zimbawe.. abrazo.

      Eliminar

Copyright © 2012 Viaje por África All Right Reserved