Nuevo Post

Rss

29 jun. 2010
Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 - Argentina vs. México - Por segunda vez arafue...

Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 - Argentina vs. México - Por segunda vez arafue...

Quico versión femenina...
Vamos a hacer un minuto de silencio para México que está muerto, pero antes...

Le vamos a pedir perdón por el primer gol mal cobrado, y también por el zapatazo de Tevez que fue sinceramente una falta de respeto. A todos los mexicanos les deseamos un buen regreso a casa y hasta dentro de cuatro años si es que clasifican para el mundial de Brasil 2014. En los aviones hay pañuelos, no se preocupen.
 
¡Hasta la próxima!
 
Emoción nocturna...
En compañía de David... esos capos irrepetibles...
Cosas de mundial...
Titi y Benedetto...
Tomando, fumando... esas cosas...
Fundamentalista mexicano...
Pantallazo de la popu...
El banco de suplentes...
Andá armando las valijas...
Maradooo... Maradooo...
Congoja...
Colador...
Vamos saliendo...
Procesiones lindas si las hay...
P.D.: nos encontramos con la hija de Quico, por ende hermana del Hora... La foto que encabeza el blog se la dedicamos a el y a su medio hermano el Const. También va una de Titi Fernandez y Benedetto. ¡Da para todo!
24 jun. 2010
Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 - Polokwane - Argentina vs. Grecia...

Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 - Polokwane - Argentina vs. Grecia...

Va llegando gente al baile...
La mañana arrancó con una espectativa algo más relajada que la de Korea, ya que Argentina estaba casi clasificada, por lo que el viaje hacia Polokwane se convertió en una divertida aventura a ver un partidito de fútbol contra una tal Grecia. En la ruta nos encontramos con toda la banda de locos que no paraban de cantar y de tocar bocina convirtiendo los peajes y la ruta Johannesburgo – Polokwane en lo más parecido a la autopista Buenos Aires – Mar del Plata.

Luego de tres horas y media de viaje, y de habernos encontrado a Francella en el camino comiendo hamburguesas con cinco pibitos, llegamos a la pintoresca y desconocida ciudad.


Derechooo...
Dale... algo... lo que sea... dame algo...
Viejos cancheros con jóvenes pavotes...
Estacionamos, comimos un pollo que habíamos horneado a la mañana y nos fuimos a ver si podíamos vender una entrada que nos sobraba. Así fue como llegamos al "Punto de encuentro Quilmes", predio donde uno tenía la sensación de estar en alguna cancha el conurbano bonaerense, o en el ala de una cárcel de refugiados que ofrecían un espectáculo argento un poco repetitivo y altisonante.

Típicos cantos, mucho barrabrava y el contrabando de entradas más violento que vimos en nuestras vidas. Había barrabravas con bolsas de tickets, lo que no llamaba tanto la atención, sino que más confirmaba que el fútbol argentino es una mafia de última. Mientras tanto delante nuestro apareció Tula, muy tranquilo y sonriente, con buenos modos. Fue recibido con un aplauso bastante acentuado y una manga de fanáticos que posaban con él para la foto.

Sinceramente el punto de encuentro Quilmes daba un poquito de miedo. No sé porqué estos barrabravas tienen la ridícula necesidad de mostrar que son "pulenta", o caminar con caras de malos como desafiando el medio ambiente, haciendo chistes estúpidos sobre lo borrachos que se van a poner, y hablando como si estuvieran en medio del fuerte apache a punto de pegar una tiza de merca.

Dan un poco de risa, pero también un poco de pena. Son personajes agresivos, sucios y decadentes. Tiraban la latas de birra en cualquier lado, agitaban a cualquier pibita con un inglés inentendible, y se reían exageradamente de todo llamando toda la atención posible. Parece que compiten entre ellos para ver quien es más ignorante y pelotudo. El espectáculo barrabrava es decadente y da sepia de lo vetusto y corroído que se respira.

Cada vez que entraba algún europeo pasado en blanquito, miraba y salía disparado con la frente llena de preguntas. De fondo se escuchaba alguna canción de La Mancha de Rolando o Rodrigo, mientras al frente aparecía algún gato maquillado de la tele a hacer preguntas mega estúpidas y mostrar "cómo se vive el mundial en África". Los más bobos se amontonaban y trataban de robar un pedacito de la cámara para mandarle un beso a "la vieja", o decir "esta noche le rompemo el culo", "ehh ¿de qué medio so?".

Estadio mundialista de Polokwane...
Argentos...
Para lo único que sirven las banderas...
Al margen de todo esto, logramos vender la entrada a último momento y previo paso por fantasilandia, nos empezamos a meter en el estadio. El lugar estaba perfectamente organizado y apenas visualizamos a la hinchada por una de las ventanitas que dan al campo, empezó a correr la adrenalina. Hay pocas cosas más lindas que la primer imagen que uno encuentra cuando asoma la trompa a la popu y descubre tanto color blanco y celeste impregnados en banderas, remeras y demases. Los griegos habían concurrido masivamente ostentando unos exponentes femeninos de primera línea. Todas muy simpáticas y llamativas. Para pensarlo como próximo destino.


¡Hola Barsky!...
El partido lo vimos desde atrás de uno de los arcos, al ritmo que Barsky mientras hablaba a alguna cámara, demostraba sus cualidades futbolísticas devolviendo algunos de los malogrados tiros de precalentamiento al arco de Romero.



Esta vez con muchos menos nervios sacamos un montón de fotos. Podíamos ver hasta los gestos de los jugadores que se acercaban al arco que defendió Romero durante la primera mitad. Se vivieron algunos momentos emotivos cuando sonaba “que de la mano de Maradona... todos la vuelta vamos a dar... vení vení...”... aunque el partido fue angustiosamente aburrido con un acentuado gusto a nada que claramente se desprendía del hecho de no estar jugando por nada.


En el entretiempo fuimos a buscar un café, que era la opción de consumo más barata, ya que una cervecita de choronga cuesta el equivalente a casi veinte pesos, suma que al menos nosotros, no estamos dispuestos a pagar. Hicimos los mandados entonces, y previo paso por fantasilandia, nos metimos a ver la segunda mitad.

De cerquita...
Honor y respeto: "Verón, Verón, que grande sos"...
Cuando parecía que el todo iba a ser para el olvido metió el gol Demichellis, lo que de alguna manera nos pagaba la entrada y desahogaba; y cuando parecía que la victoria iba a ser por la mínima diferencia, apareció en la cancha Palermo con una cara de felicidad que denotaba la alegría de un niño al que le devolvieron el juguete. La popu le dio una cálida bienvenida y muchos aplausos de reconocimiento.
Con esa envión anímico, el loco encaró para nuestro sector, metió el segundo y nos lo gritó en la cara, desatando sonrisas en todos los sectores de una cancha que coreaba: "Paaleeermo, Paaleeermo...". Aplausos y empatía con el goleador histórico y máximo patadura de los últimos tiempos.

.....................
Gritalo loco... te lo merecés...
La cancha fue una fiesta una vez más. Con el resultado aseguramos el partido de octavos del domingo en Johanesbugo, evento para el que tenemos entradas, y para el que pensamos hacer unos días de yoga para no morirnos de un ataque adentro de la cancha. Muy ordenadamente nos fuimos retirando para emprender el camino de vuelta. Llegamos de vuelta a Johannesburgo a eso de las tres de la mañana.
 
El mundial sinceramente es un evento inconmensurable para esta troop. Hasta el domingo o lunes cuando nos veamos nuevamente en este espacio riendo y felices. ¡Vamos Argentina!
20 jun. 2010
Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 - Souk, Sandton, Johanesburgo y la mafia negra...

Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 - Souk, Sandton, Johanesburgo y la mafia negra...

El famoso actor porno noruego...
Ayer a la noche dando vueltas por Johanesburgo, nos encontramos nuevamente con Sthe, un gran amigo que conocimos en Ntuzuma, Durban. Sthe es un músico medio rapero, medio melódico, que frecuenta a la mafia negra y los clubes nocturnos. Cada vez que nos encuentra por Sudáfrica nos lleva de joda por lugares sumamente top, pero brillantes y muy divertidos a la vez.

Esta vez no fue la excepción. Anduvimos en las inmediaciones del lujoso barrio de Sandton, en un "Club" llamado Souk, rodeado por unas negras muy bombas neutrónicas infernales, "personajes gangsta" que dan para la charla y la risa por un largo rato, y hasta Argentinos que no se podía creer lo argentino que eran.

Fue nuestra salida de finde semana y le queremos compartir a través de unas fotos para que vean que tan mal no la pasamos. Todo el mundo bailando, todo el mundo feliz y esperando el martes para salir a Polokwane a ver Argentina vs. Grecia. Nos estamos viendo...

Sthe y la banda mundialista...
La negra es lo único que vale la pena...
Gangsta tobara...
Sin comentarios...
Gracias Sthe... pero no nos robes más plata de arriba de la mesada...
En fin...
Mmmhuuuu...
19 jun. 2010
Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 - Argentina vs. Korea del Sur...

Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 - Argentina vs. Korea del Sur...

Entradas oficiales Mundial de fútbol Sudáfrica 2010...
Finalmente volvimos a Johanesburgo con una excitación de niños de cinco años que van directo a cumplir un sueño gigante. Si algo faltaba para coronar esta primera recorrida por la parte de sur de África, era tachar de la lista de cosas para hacer antes de morir, la más que sobre estimulante experiencia de presenciar un mundial de fútbol en vivo y en directo. Nos recibió una ciudad muy fría. Nos dirigimos hacia Auckland Park, área donde se encuentra la casa de nuestro amigo personal David, quien nos recibiría con los brazos más que abiertos, la cerveza a punto caramelo, y un montón de entradas para distintos partidos. 

De ahí en adelante la vida se transformó en pelota, y así, rodando y rodando entre partido y partido, llegó el día jueves, y Argentina saldría por segunda vez a la cancha a enfrentar a Korea del Sur. Apenas abrí los ojos, identifiqué que no podía hablar de lo nervioso que estaba. Me sentía ciertamente anulado y algo desorientado, pero invadido por una felicidad diabólica. De esos momentos donde uno no sabe qué hacer para contener tanta excitación y el resto sensaciones que recorren el cuerpo. Eso de sentir a cada instante que no se puede esperar un segundo más para estar sentado adentro del estadio, mirando como tu selección le mete cuatrocientos goles al que sea.

Nos pasaron a buscar unos amigos de nuestro anfitrión, y sumando alrededor de diez personas, nos metimos en los dos autos disponibles para arrancar rumbo al estadio. Decidimos manejar sólo hasta la estación principal de colectivos de Johanesburgo, lugar desde donde se puede tomar un tren hasta la puerta del estadio. Demoramos unos cinco minutos en estacionar, pero cuando bajamos del coche, comenzó la típica aventura de cancha, esa que libera el espíritu... la que mezcla apuro, corridas, gritos y quilombo. Quilombo del más lindo de todos los quilombos.

La previa... hinchada argenta en Johanesburgo...
Tachame la doble...
Un mundo multicultural debajo de caras pintadas, pitos, cornetas, vuvuzelas, pelucas, banderas, gente que te mira porque sos demasiado argentino, y un sinfín de indescriptibles estímulos que rebalsaban el aire de partículas de diversión y un pegajoso olor a adrenalina. Todo estaba tan perfectamente preparado, sincronizado y organizado, que sinceramente nos sorprendió.

Caminando hacia la emoción...
Noruego hinchando por Argentina...
In situ...
Ubicaciones si las hay...
Cuando entramos al estadio ya todo era una rotunda realidad virtual reflejada en una megapantalla que marcaba la infinita suma de cincuenta y tres minutos para el inicio del partido. A los diez minutos salió a la cancha el equipo para hacer un poco de precalentamiento... Diegazo a la cabeza. Se nos empezaron a caer las emociones al piso. La imaginación proyectaba la posibilidad de ver al más lindo de todos los tiempo levantando una vez más una copa del mundo para Argentina. Dificilísimo, pero ¿qué más da? Soñar no cuesta nada. El corazón de gallina...



Entonces la adrenalina se transformó en emoción gloriosa que quería ebullir hacia el exterior, y afloraba en cada centímetro cuadrado de la piel, inflando los poros de placer en ciclos constantes de alegría que aturdían la situación. Y volvía del pensamiento cegador y el shock era demasiado fuerte... Estábamos ahí, nosotros, tres argentos inconscientes, cumpliendo el sueño que todo pibe jura realizar.

Acreditados como prensa...

El mundo es una pelota...
Fue una de las mejores primeras veces de mi vida. Cada gol un perfecto orgasmo. El gol de Korea, el horror, la impotencia, la pérdida de las capacidades motrices. Los latidos del corazón me paranoiquearon como si me hubiera tomado diez gramos de cocaína juntos y no me había tomado ni uno, ni una birra, ni un café... Solo un velón infernal que aumentaba la emoción que produce una copa del mundo desde la tribuna principal.


El partido duro tres minutos o dos años, nunca lo pude determinar. Fue demasiado virtual, y sólo me dedique a mirar, putear, gritar y soñar. Se me repetía en la cabeza la idea que Diego gane la copa del mundo como técnico... se me piantaba ése típico lagrimón interno que suplanta el grito más hermoso que un argentino futbolero pueda experimentar...


Infinito...
Tenemos entradas para el partido con Grecia y para los octavos de final, así que ahora a esperar unos días para volver a la realidad virtual y a esta loca sensación de estar en Sudáfrica durante el mundial. Nos vamos para Polokwane, desde allí relataremos la próxima aventura. Hasta entonces. Un abrazo.
Relatos de Sudáfrica 2.0 (Viaje por África - Capítulos del 065 al 069)

Relatos de Sudáfrica 2.0 (Viaje por África - Capítulos del 065 al 069)

11 jun. 2010
Botswana en imágenes y conclusión de la primera parte.....

Botswana en imágenes y conclusión de la primera parte.....

Espejismo en el Delta del Okavango...
Botswana fue la coronación, esa especie de frutilla del postre, ese bocadito final de esta primer parte de Viaje por África. Los sentimientos que degustamos al llegar al  “Delta del Okavango”, fueron sabrosos, glotones, llenos... y ciertamente indescriptibles. 

Al darnos cuenta que los objetivos para esta primer vuelta por el Sur de África estaban cumplidos, plantamos internamente una bandera de confirmación de que con poco, o con nada, las cosas que uno se propone siempre tienen al menos una posibilidad de concretarse.

Hoy empieza el mundial de fútbol Sudáfrica 2010, tenemos entradas para el segundo, el tercer partido y los octavos de final (si Argentina clasifica primero). Las pagamos setenta pesos argentinos. Estamos cansados, felices, y se me ponen revoltosas las lágrimas que las siento como conectadas del pecho a los ojos.

Sinceramente nunca pensé que esto tanto pero tanto se pudiera hacer realidad, y por ende, también espero que nunca termine. Haber tomado la decisión de viajar es lo mejor que pudimos haber hecho, y me atrevo a afirmar que también es lo que más nos enseñó y nos ayudó a crecer.

Mientras estamos vendiendo comida y otros pormenores en un recóndito pueblito de Sudáfrica, se van cayendo las fichas que todo se hizo a pulmón, con muy poco dinero que se fue ahorrando peso a peso adentro de alguna cajita. Ya surfeamos por siete países y vamos por siete más. Y si todo sigue así...


 Un paseíto por el Delta...

Les dejamos unas imágenes de uno de los atardeceres más bonitos que se puedan ver y algunas otras fotos del resto de Botswana. Un país que atravesamos con bastante frío y bastante hambre, pero con el sentimiento de realización más grande que sentí en mis treinta y un años de vida.

Hoy siento que quedó demostrado que querer es poder, y que uno puede hacer con su vida muchísimas más cosas de lo que nos muestran. Reconfirmamos que el primer paso para cualquier cosa que uno quiera hacer, es creer...

En un par de días volveremos con esta etapa de transición en la que intentaremos cubrir el mundial Sudáfrica 2010 desde distintos lados. Gracias a los que leen y si pueden tómense un minuto y difundan... Todo esto nos costó un montón y queremos seguir sumando... ¡Abrazo! y gracias por acompañar...

Pesca en el Delta del Okavango...
Lotos,..
Colores de Botswana...
Alrededores de Maun...
La familia en el camino...
Con la proa en el norte y la cruz en el sur...
Al costado del camino...
Perro acalorado...
Preparando el paño...
Esas casas maravillosas...
Dedo en camioneta...
¿Y vos quiés sos?...
El camping de los pescadores...
La familia...
La oficina de turismo...
El almacén rutero...
Las calles de Maun...
Veterinaria de animalitos salvajes...
Botswana magnánimo...
Copyright © 2012 Viaje por África All Right Reserved